lunes, 14 de diciembre de 2009

DESPIDO COLECTIVO POR FUERZA MAYOR

El Estatuto de los Trabajadores separa en los despidos colectivos la causa de fuerza mayor del resto de las otras causas, diferenciándolo del despido colectivo ordinario
CONCEPTO DE FUERZA MAYOR. Estaremos ante un supuesto de fuerza mayor, cuando el hecho sucedido no sea imputable al empresario, previsible, evitable por el mismo y tenga relación causal entre el hecho acaecido y las consecuencias producidas por el mismo.
LÍMITE DE TRABAJADORES. Cuando realmente se demuestra que ha habido un caso de fuerza mayor, no existe límite de trabajadores afectados, pudiendo ser en consecuencia todos los que forman parte de la empresa.
PROCEDIMIENTO. El expediente de regulación de empleo para extinguir el contrato de trabajo por despido colectivo por fuerza mayor, se debe iniciar mediante solicitud de la empresa afectada a la Autoridad Laboral competente.
En esta solicitud , la empresa acompañará los medios de prueba que estime necesarios.
Esta solicitud debe comunicarse, simultáneamente a los representantes legales de los trabajadores, sin embargo en este supuesto no existe el periodo de consultas previas con los citados representantes legales.
Una vez presentada la solicitud, la Autoridad Laboral competente deberá en el plazo de cinco días, dictar una resolución aprobando o denegando la solicitud de despido colectivo por fuerza mayor; para ello realizará las actuaciones y solicitará los informes que considere oportunos y convenientes para llegar a la solución más justa posible.
La Autoridad Laboral puede resolver que no autoriza el expediente de despido colectivo por fuerza mayor, debido a que no ha quedado acreditado suficientemente el hecho originador de la fuerza mayor; lo que traerá como consecuencia la continuidad de todos los trabajadores afectados por el expediente en sus respectivos puestos de trabajo.
En caso contrario, la Autoridad Laboral acordará la extinción de los contratos de trabajo por despido colectivo, surtiendo efectos esta extinción desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor, abonando el empresario a sus trabajadores una indemnización de 20 días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los periodos inferiores a un año, con un máximo de doce mensualidades

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada